Gestión Eficiente del Agua en el Cultivo de Cítricos en España

0
Compartir: 

De acuerdo con el informe del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC,2014) se prevé incrementos de temperatura entre 2 y 4º y una disminución de las precipitaciones entre un 5 y 10% en el área mediterránea, lo que puede representar un descenso de los recursos hídricos disponibles entre un 20 y 40% a finales de siglo.

El agua juega un papel fundamental en la sostenibilidad de los sistemas agrícolas, siendo el principal factor limitante de la productividad y la rentabilidad de la citricultura española. España cuenta aproximadamente con 307 mil hectáreas dedicadas al cultivo de cítricos, siendo el 93% de esa superficie bajo regadío y las principales zonas con mayor producción Andalucía, La Comunidad Valenciana y Murcia.

Los cítricos son un cultivo muy vulnerable a los efectos del cambio climático, y ante la escasez de agua y demanda de la planta para cubrir sus necesidades hídricas, puede provocar estados de estrés que pueden afectar la productividad de la planta, la calidad, el calibre final del fruto y un descenso en la producción. Afectando a su vez a la oferta productiva anual de cítricos española y a la seguridad alimentaria de la población.

Por ello, para alcanzar la sostenibilidad en este cultivo se vuelve clave la evaluación de fuentes alternativas de agua, la profesionalización del uso, la gestión eficiente y la organización de los regantes. Cabe indicar que en los últimos 20 años las tecnologías de teledetección aplicado a la agricultura de precisión han servido como un gran soporte y ayuda para la mejor toma de decisiones, un uso racional de los recursos y en consecuencia el ahorro en los costes de producción.

Utilizando las herramientas tecnológicas se puede dimensionar la cantidad de agua a utilizar y modificar el sistema de riego hacia uno de mayor eficacia y precisión, ajustándolo a los requerimientos exactos de la planta. Con un buen diseño de riego que incluya instalación, mantenimiento y programación se puede suministrar la cantidad de agua durante los periodos críticos, ofreciendo una buena productividad en condiciones de restricción y un ahorro de agua adecuado para garantizar la ausencia de impacto sobre el medio ambiente.


Franco Díaz - Tradecorp España